Historia de la moneda en bolivia

Macuquinas  

Las macuquinas se fabricaron de 1575 a 1773. Se conoce con este nombre a las de bordes recortados y selladas en cospeles irregulares a golpe de martillo.  

Deriva de la  voz quechua “makkaikuna” que quiere decir “las golpeadas”.  

Las macuquinas tuvieron dos clases: Los de escudo y cruz de Jerusalén (Felipe IV) 1575- 1652; y las de cruz y columnas de Hércules (Felipe IV a Carlos III) 1653 1773. En los dos periodos se sellaron monedas en los valores de 8, 4, 2, 1 y 1/2 reales. Las iniciales más frecuentes de ensayadores son la V en todos los valores y en monedas de 8 reales la E. 

 

Columnarias  

Son aquellas selladas con prensas de 1767 a 1773. En el anverso presentan la leyenda VTRA QVE VNUM y en medio de dos columnas que ostentan la leyenda "Plus Ultra" dos mundos coronados. Poseían una roseta al inicio y otra al final de la leyenda y dos monogramas de Potosí (PTS). En el reverso la leyenda CAROLUS III. F.G. HISPAN. ET. IND. REX, el escudo de armas de España coronado. al lado derecho las letras iniciales del ensayador, al lado izquierdo el valor y cuatro rosetas. Borde laureado.

Los valores acuñados en este lapso son de 8.4. 2, 1 y 1/2 reales. Las iniciales de los ensayadores son JR. 

 

Monedas de busto  

Son monedas selladas a presión. Las primeras son de plata, datan de 1772 en cumplimiento de la pragmática de 29 de mayo del mismo año que disponía el recojo de toda la moneda batida anteriormente y su reemplazo por una más perfecta que tenga el busto del soberano en una de las caras. 

Fueron selladas de 1772 a 1825 con algunas interrupciones provocadas por la lucha por la independencia. 

 

La primera moneda de oro es de 1778. 

Las monedas presentan las siguientes características: En el anverso la leyenda con el nombre del Rey. DEI GRATIA., la fecha y el busto del soberano. En el reverso la leyenda HISPAN. ET IND. REX. PTS., valor R. (real) e iniciales del ensayador y al centro el Escudo de España. Borde de rectángulos y círculos. Los valores acuñados son de 8,4.2, 1 y I /2 reales de plata y 8,4,2, 1 y 1/2 escudos de oro. Las iniciales de los ensayadores son JR de 1772 a 1776, PR de 1776 a 1789 y luego aparecen la PP. PJ, J, PL, JL, y JP. 

 

Monedas republicanas   

Después de quince años  de lucha el Alto Perú logra su independencia el 6 de agosto de 1825.  

La Casa de Moneda desde luego tuvo contratiempos frecuentes en su producción. Pese al deseo de los flamantes conductores de la república de acuñar una nueva moneda en forma rápida, esta inquietud no se logró y durante dos años  se prosiguió utilizando los cospeles que llevaban el busto de Fernando VII.  

E120 de noviembre de 1826 el Congreso Constituyente aprueba una ley disponiendo un cuño nuevo para la moneda boliviana. Esta ley se cumplió un año después, en 1827.  

Las monedas eran de plata y tenían una ley de 10 dineros y 20 granos  en el anverso llevaba una leyenda en el perímetro que decía "Libre por la Constitución" y en el centro el busto del Libertador Simón Bolívar. En el reverso se hallaba el árbol de la libertad, a los costados un par de llamas enfrentadas y la leyenda "República Boliviana", En la parte inferior se veían seis estrellas que representaban a los Departamentos en que se dividía el territorio. En el cordón parlante poseen la leyenda "Ayacucho, Sucre 1824".  Dichas monedas se denominaban "sueldos" y "soles".  

De 1831 a 1857 simultáneamente a las de plata se sellaron monedas de oro con una ley de 22 quilates.

 

En 1863 se produce un cambio interesante en el sistema monetario de Bolivia ya que se dejó atrás el sistema octal para dar paso al decimal, es decir que de monedas llamadas 8 sueldos divididas en ocho sueldos se paso a acuñar monedas de un boliviano que se dividían en cien centavos. Su ley era de 900 milésimos.  

En el anverso las monedas llevaban el escudo nacional, la leyenda "República Boliviana" en el perímetro y nueve estrellas que representaban a cada uno de los distritos geográficos.  

En el reverso una rama de laurel y otra de olivo rodeaban el valor numérico y la cantidad de gramos de plata, mientras que en el perímetro se leía "La unión es la fuerza" y el año. En el cordón parlante la inscripción “Bolivia libre e  independiente - 1825".  

El anterior cuño también fue empleado para las monedas de cobre que eran emitidas con valores de 1 ó 2 centavos.  La acuñación con el nuevo sistema se prolongó  hasta 1909. 

 

Sin embargo, conviene mencionar un hecho importante.  En 1864 el gobierno del Gral. Mariano Melgarejo dispone la acuñación de monedas de plata, oro y febles de cobre, originando una conmoción en el sistema monetario que se prolongo por varios años. Estos metálicos tenían los bustos del mandatario y de su Ministro de Hacienda Donato Muñoz.  

La moneda feble ocasionó graves problemas y fue  difícil sacarla de circulación.  

El supremo gobierno siguiendo los sistemas de otros países autorizó al Banco Nacional de Bolivia, fundado en 1872. la emisión de billetes lo que ocasionó la disminución de la moneda metálica, pese a que en 1869 se dotó de una maquinaria a vapor a la  ceca potosina.  

De otro lado, el precio de la plata bajo a nivel internacional y luego la libra esterlina de Inglaterra empezó a circular en el país y en muchas regiones del mundo, ocasionando el alza del costo de producción monetaria en la Villa Imperial. En 1893 ante estas
dificultades se recurrió a fabricar monedas en el exterior prolongándose esta realidad hasta nuestros días.  

Pese a los altibajos mencionados en 1904 el gobierno del Gral. Ismael Montes concreta la adquisición de una maquinaria eléctrica para la fabricación de monedas que funcionó en Potosí de 1909 a 1953. cerrándose aquí el ciclo monetario que originó el cerro rico en 1575.   

Macuquina

Columnaria

Mint Potosí

Primera Moneda Republicana